Sistema con campana y asiento

Hasta la invención por PAUL Wurth se aplicaba el sistema de campanas y tragantes blindados por entonces habitual: un cierre de doble campana con tolva rotatoria. Se trata de una instalación con dos campanas superpuestas que cierran herméticamente al gas el alto horno, y en la que la tolva rotatoria está dispuesta encima de la campana superior (pequeña) y puede girar con ésta a cualquier ángulo necesario. Así se logra una distribución uniforme del material (lecho de fusión y coque) en la campana pequeña – y en todos los puntos deseados de la circunferencia del tragante.

En altos hornos que operan con contrapresión en el tragante se mejoró y amplió con frecuencia el cierre de doble campana. Existen cierres con tres e incluso cuatro campanas – y varias válvulas de obturación. Pero ni así se puede solucionar el verdadero problema. Los altos hornos y, en especial, el cierre del tragante han crecido tanto, que la ingeniería se ve obligada a abrir nuevas vías.

GRABE abre una vía sustituyendo las pesadas campanas de fundición por estructuras de acero ligeras y resistentes al desgaste. Las ventajas con respecto a una estructura de fundición son:

  •  reducción considerable del peso
  •  mayor flexibilidad en la ejecución
  •  prolongación de los tiempos en servicio mediante aplicación sistemática de soldaduras de recargue
  •  plazos de entrega más cortos y costes de fabricación más bajos